30th Commando Madrid Information & Explotation Group

Bienvenidos a nuestra web. Somos un equipo MILSIM madrileño que recrea al 30th Commando IX (Information & Exploitation) Group de los Royal Marines Commandos. Si quieres conocer a los de verdad, no dejes de visitar http://www.royalnavy.mod.uk. Per mare, per terram

Operación Montón de Trigo

Perfil

No ha sido una salida más ni una aclimatación cualquiera. La preparación para la A day in Afghanistan IV debe ser exhaustiva y no por ello la formación se debe centrar únicamente en los aspectos más tácticos u operativos de una MILSIM. La orientación, el movimiento en montaña, la logística y vestuario son elementos básicos en cualquier operación de simulación militar, máxime si se repiten las condiciones del año pasado.

LA PREPARACIÓN

MapaMontón de Trigo es una de las montañas más altas y simbólicas de la Sierra del Guadarrama y de la cordillera de la Mujer Muerta. Tiene una altitud de 2.161 metros y una prominencia de 194 metros. La silueta del pico visto desde el sur hace alusión al nombre, ya que se asemeja a un montón de trigo tradicional, con una forma cónica.

Sus laderas están cubiertas por un espeso bosque de pino silvestre, que llega hasta los 2.000 metros. A partir de esa altitud aparecen praderas alpinas, arbustos de alta montaña y roquedales.

El ascenso común se hace por su ladera sur. Un sendero que sale del puerto de la Fuenfría, en dirección Oeste, nos conduce a la cima. Desde la cumbre se puede contemplar una vista de la llanura castellano leonesa y madrileña.

La planificación y el objetivo de ese ejercicio de ML1 incluía la salida desde el aparcamiento de las Dehesas de Cercedilla, en su subida por la antigua calzada romana en ascenso casi vertical hasta coronar el puerto de la Fuenfría, momento en el que se cruza con una nueva ascensión al Cerro Minguete para después tomar el sendero de la ladera este de este collado que conduce a los pies de la última ascensión, el Montón de Trigo, para después tomar el camino de vuelta, siendo la distancia total de 1o km, con un desnivel de unos 1.000 metros, una duración aproximada de 3 horas y media y con el elemento inesperado que estábamos esperando: por fin la nieve.

LA VESTIMENTA

IMG_0648
Puestos a preparar la ADIA IV optamos por un calzado lo suficientemente fuerte como para aguantar varias horas a la máxima exigencia. Las botas Altberg Defender son una buena opción, si bien erramos en la elección de los calcetines que deberían haber sido dobles o bien unos piel de foca para asegurar el aislante como para reforzar la sujeción del pie en la bota.

El ejército británico cuenta con dos prendas realmente útiles para estas situaciones como son las prendas interiores térmicas, muy ligeras y realmente cómodas a la hora de moverse en montaña. Eso junto a una camiseta técnica y una softshell recrean a la perfección la impedimenta que puede requerir la ADIA IV. Por último, siendo ya un clásico del 30 Comando, gorro de lana.

Para acarrear el agua optamos por la clásica camelback en MTP también del British Army que con sus casi cuatro litros de agua son más que suficientes para esta aventura. Para evitar congelaciones en el tubo optamos por dos lecciones de experiencias pasadas: beber a menudo en sorbos cortos que permiten que el agua no se congele y por otra parte añadir unas mínimas escamas de sal en el agua. No se nota su sabor y además permite que al pasar por el tubo actúe de anticongelante.

La mochila es una opción con la que estamos muy contentos. Se trata de una mochila de reconocimiento en OD de 60 litros con muchos compartimentos estancos y realmente cómoda al llevar. La hemos visto muchas veces portada por soldados británicos y es merecedora de una próxima review por sus prestaciones.

Polainas, guantes Goretex y oakley, ropa de cambio y un par de barritas energéticas parecían suficientes para comenzar esta etapa de preparación.

METEOROLOGÍA: LA IMPORTANCIA DEL HIELO

IMG_0646
Tras consultar las previsiones de la AEMET todo parecía realmente propicio para esta ascensión, si bien pronto pudimos comprobar las dificultades que íbamos a encarar. A las 08:00 comenzó nuestro paseo, tras ayudar a un par de coches que quedaron atrapados en el hielo (la utilización de ramas y hierbas lo más secas posibles en estas ocasiones hace milagros) encaramos las primeras rampas de las Dehesas que conducen a la calzada romana.

La nieve estaba, lógicamente, congelada a estas horas y aunque en esta sección no se necesitaba el uso de crampones, ya nos dimos cuenta de lo mal que lo íbamos a pasar en Cerro Minguete y Montón de Trigo. La calzada romana fue un auténtico tormento. Al hielo se juntaba las rocas sueltas y un torrente que, poco a poco, comenzaba a derretirse y por lo tanto dejaba un ambiente por debajo de 0 grados. Los pinos se convirtieron en grandes aliados al parar el violento viento que castigaba las cercanas cumbres y en general toda la Sierra.

IMG_0647
Tras una hora de exigente subida, con las precauciones debidas por el hielo ascendimos campo a traviesa hasta la Fuenfría y la Carretera de la República, momento en el que apareció el Cerro Minguete, como siempre impertérrito ante nuestra presencia. El viento cortaba cualquier tipo de iniciativa pero decidimos subir tranquilos por la vertiente Sur aprovechando las huellas dejadas por otros montañeros en la jornada anterior.

Aquí el uso de crampones ya era una obligación o al menos de unas buenas raquetas de nieve para poder estabilizar la subida. El primer hombre preparaba adecuadamente la huella al resto pero aun así la subida fue agotadora y dado que el Cerro Minguete simplemente ofrece una panorámica que a las 09:30 de la mañana no apetece, optamos por recorrer su ladera en busca de los pies de Montón de Trigo por la cuerda Este del mismo.

IMG_0648
La sensación térmica en este lugar apenas llegada a los menos dos grados, así que sin descanso, proveyendo de agua a nuestros cuerpos, iniciamos la ascensión a nuestro objetivo. El ascenso se puede dividir en tres fases, la de pinares que permite apoyarse en sus raíces y ramas para progresar, la escarpada subida a las rocas, muy exigente y que en algunos tramos podría haber supuesto un gran susto debido a la roca suelta y el hielo y la última, la más complicada que implica echar la mano a tierra para trepar por las rocas.

Los últimos pasos fueron realmente épicos y en cuanto llegamos a la cima tuvimos que improvisar un refugio natural puesto que el viento llegaba incluso a tirarnos y la nieve suelta golpeaba nuestra cara sin compasión.

LA MONTAÑA NO SE ACABA CON LA SUBIDA

Tal era la situación que optamos por reponer fuerzas lo más rápidamente posible e iniciar el descenso. Al ser los primeros montañeros del día en coronar aprovechamos el ascenso de otros compañeros para iniciar nuestra vuelta a casa muy despacio puesto que una caída a esa altura y en esas condiciones climáticas hubiera supuesto realmente un peligro para todos. Aun así contabilizamos varias caídas sin mayor repercusión que algún moratón, lo que destaca la necesidad de contar con un sanitario en el equipo, pero, que de haberse producido en la cima o la zona rocosa, hubiera implicado un buen susto, cuando no una situación de emergencia.

La bajada, como siempre, es más peligrosa que la subida y nos tomó más de una hora y media en total, llegando ya más tranquilos a los pies de Cerro Minguete. Especialmente interesante fue el recorrido por la cuerda de este último pico puesto que reflejaba unas escenas realmente únicas en las que cualquier cosa hubiera podido suceder y en la que la imaginación no dejaba de ofrecernos situaciones cuando menos curiosas aplicadas a la simulación militar.


Por último, llegó el momento de bajar la calzada romana, también muy peligrosa tanto por la acumulación de gente con trineos como por lo resbaladizo del terreno hasta llegar a los coches que nos esperaban con las puertas abiertas ofreciendo un hogar para unos cuerpos magullados, cansados pero con unas ganas locas de volver a repetir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comentarios el “Operación Montón de Trigo

  1. Pingback: Mochila Viking Patrol 60 L | 30th Commando Madrid Information & Explotation Group

  2. Pingback: 10 videos de los Royal Marines: Battle in the mind | 30th Commando Madrid Information & Explotation Group

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 febrero, 2016 por en Equipo, operaciones, Training y etiquetada con , , .
Anuncios

Estadísticas del blog:

  • 24.901 visitas

Versión inglesa

Follow 30th Commando Madrid Information & Explotation Group on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: